Almacenamiento en cocina: el orden como modo de ahorrar espacio y dotar de estilo a tu cocina.

Siempre nos han enseñado que el tamaño importa y no os vamos en mentir, en una cocina más grande caben más cosas, pero en una cocina donde cada hueco es aprovechado para dar orden y facilitar la colocación de los diferentes utensilios para que estos sean más accesibles, hace que no sea prioritario el tamaño de la misma. El dicho “más vale maña que fuerza” lo vamos a reinventar diciendo que más vale orden que metros. El orden no solo hace que sea más fácil encontrar eso que necesitemos, si no que hace que se ahorre espacio, que se haga de la cocina un lugar armonioso y además hace que se vea más bonita. Pero antes de nada no cualquier modo de ordenar vale, os vamos a dejar unas pautas con las que conseguir una cocina organizada y a la vez coqueta.

Aprovechar cada rincón, no es sinónimo de sobrecargarlo. Haz que las baldas sean tu mejor aliado y coloca en ellas aquellos pequeños electrodomésticos que tienes guardados en cualquier cajón, todos esos tarros, botes y cajas que tienes guardados para algún día dar uso y llénalos de diferentes alimentos como pasta, legumbres, cereales, etc. Además de que ahorrarás espacio y que darás un toque de buen gusto a tu cocina, harás que se conserven mejor todos esos alimentos que si los almacenas en los plásticos en los que normalmente vienen envasados. También harás que estén a la vista, por lo que no comprarás más de lo necesario y también llevarás un control real de lo que necesites realmente.

Aprovecha nuevas zonas en tu cocina

Es importante que des un nuevo uso a esos rincones que llevas tanto tiempo sin utilizar en tu cocina o por los que simplemente pasas. ¿Y si lo conviertes en una nueva zona de trabajo para cocinar? Aquí te puedes permitir la licencia de ser creativo. Da igual que sea un rinconcito pequeño, coloca una tabla de madera, los utensilios que normalmente más utilices y cuchillos colócalos en ganchos e imanes y haz que la pared te ceda espacio a tu antojo.

Al principio hemos dicho que aunque era importante, el tamaño no importaba, era más bien cuestión de maña al colocar. Bien pues ahora con esto no te vamos a mentir la altura sí importa, siempre va a ser más positivo para tu cocina que crezca en altura que en anchura. Si tienes la posibilidad de cambiar los muebles de tu cocina y elegir armarios que lleguen al techo, será la mejor opción, pero no la única. Sí adoras los muebles que tienes en tu cocina, pero necesitas más espacio y quieres dar un toque nuevo a tu cocina, también lo puedes conseguir utilizando utilizando mobiliario auxiliar como estanterías, baldas, cajas, cajones, cestos e incluso ganchos. Tanto los armarios hasta el techo como el mobiliario auxiliar hará a que tu menaje esté más ordenado y mejor ubicado para su localización.

El rincón del café

¿En tu cocina actual no tienes un pequeño rincón dónde poder sentarte a tomar un café? Te proponemos que coloques una balda ancha abatible en la pared, que cuando no necesites sentarte la tengas cerrada y cuando vayas a hacer uso de ella la abras. Te preguntarás dónde guardar las banquetas o taburetes cuando no se necesiten, te proponemos que si tienes una estantería en la que los estantes son altos o que empieza a media altura los coloques ahí, si no otra idea es que se puedan cerrar y los puedas colgar en la pared justo al lado de la mesa abatible. Sino un carrito auxiliar te puede servir como mesita y en una de sus baldas colocar las banquetas.

Como has podido leer, el orden es poder dentro de tu cocina. Esto son solo algunas ideas que puedes llevar a cabo de una forma más o menos sencilla, pero recuerda que una mano profesional te ayudará y aconsejará sobre cual es la solución perfecta para tu cocina. La cocina es ese lugar de tu casa en dónde tanto como si te encanta cocinar como si no, pasaras mucho tiempo de tu vida y por ello es importante que sea cómoda, accesible, atractiva y ordenada, así que cuídala y déjala en las mejores manos.